top of page

Pagando a César, amando a Dios

Updated: Dec 13, 2023


¡Qué bueno es Dios con nosotros! Gracias a Dios por esta hora, este día de la semana que es el Día del Señor. Al menos tenemos este día a la semana para apartarnos de todos los problemas que nos infligen los Césares del mundo y adorar al Rey de todo el mundo.


Estaba en la Iglesia escuchando a un padre predicar sobre este Evangelio hace algunos años, y dijo: "En estos tiempos difíciles, quiero hacer sólo tres puntos:

"#1 - ¡COGEN todo lo que puedan!" ---- Un hombre sentado a mi lado dijo: "¡AMEN!".

"#2 - ¡MANTENGAN todo lo que puedan!". ---- De nuevo el hombre sentado a mi lado dijo: "¡AMEN!".

Entonces el padre dijo: "#3 - ¡DAN todo lo que puedan!".

Y el hombre sentado a mi lado dijo: "¡Qué pena estropear una buena homilía!".


Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios significa simplemente que tenemos obligaciones tanto cívicas como religiosas. Pero las obligaciones con el César y con Dios son radicalmente distintas: al César (al Gobierno de hoy) seguimos pagando el tributo, los impuestos, ¡pero a Dios se lo damos todo!


Nuestro tributo, nuestros impuestos se deducen automáticamente de nuestros salarios y de nuestras compras. Nuestro servicio a Dios, sin embargo, no se nos quita, sino que se da libre y conscientemente. Nuestra obligación con Dios es realmente el dar que fluye libre y conscientemente de nuestro sentido de lo bueno que Dios ha sido con nosotros. Si quieres crecer en dar, crece en ser consciente de lo bueno que Dios es contigo. Cada mañana, cada tarde, cada noche, tómate un momento para dejar de hacer lo que estás haciendo y recordar lo bueno que Dios es contigo.


¡Qué bueno es Dios con nosotros! Gracias a Dios por esta hora, este día de la semana que es el Día del Señor. Al menos tenemos este día a la semana para apartarnos de todos los problemas que nos infligen los Césares del mundo y adorar al Rey de todo el mundo.


Padre Mark Zacker

Párroco



Recent Posts

See All

The Lord is my Shepherd/ El SeNor es mi Pastor

Every Sunday we gather together for a day of rest, a holy day.  The purpose of our National Eucharistic Revival is to bring everyone back to this basic awareness. In today’s Gospel, Jesus himself reco

Comments


bottom of page