Justino, mártir



Justino Mártir (100-165), nacido en la Palestina actual, fue uno de los primeros apologistas y mártires cristianos. Afirmó haber sido criado como gentil, y en su búsqueda de la verdad estudió con los estoicos, aristotélicos, pitagóricos y platónicos. Impresionado por la devoción de los mártires cristianos, finalmente fue convertido al cristianismo por un anciano cristiano que le enseñó acerca de los profetas hebreos.

Según Justino, el cristianismo llenaba las más altas aspiraciones de la filosofía platónica y era, por tanto, la "verdadera filosofía". Fue uno de los primeros en utilizar sistemáticamente la filosofía griega (especialmente el platonismo) para explicar la doctrina cristiana, en dramática oposición a Tertuliano, quien preguntaba "¿qué tiene que ver Atenas [en representación de la filosofía] con Jerusalén [en representación de la iglesia?]?"

En los escritos de la iglesia primitiva tenemos tres documentos de Justino Mártir: La Primera Apología; La segunda Apología; y El diálogo con Trifón. En su Primera Apología, Justino argumentó que había rastros de la verdad cristiana (logos spermatikos) que se podían encontrar en los escritos paganos. En ambas apologías, busca defender la posición de los cristianos en el imperio contra la persecución injusta y los conceptos erróneos. Justin busca disipar los mitos que rodean a los cristianos, como el canibalismo o el sexo licencioso, pero para probarlos, continúa escribiendo extensamente sobre la fe cristiana.

Con afecto fraternal,.

Fr. Homero C.