La Estrella



Feliz año nuevo! ¡Feliz nueva Epifanía!

Hay una historia detrás de la frase en el Evangelio de hoy de San Mateo: "Y de pronto la estrella que habían visto surgir, comenzó.a guiarlos... se llenarán de inmensa alegría.”

Los magos habían emprendido un largo viaje en busca de una estrella. Pero si, al llegar a Jerusalén, preguntaban: "¿Dónde está el Rey de los judíos que acaba de nacer?” —- Fue, seguramente, porque la estrella había

desaparecido. Quizás una noche nublada, o la oscuridad del rey Herodes, fue la culpable de que los magos dejaran de ver la estrella.

A nosotros nos pasa lo mismo. En ocasiones en nuestra vida, hemos visto la voluntad de Dios con una claridad resplandeciente. Y hemos seguido ese llamado, llenos de esperanza. Pero, en el camino, hubo días en los que miramos al cielo y no veíamos nada más que oscuridad ... ¿qué hacemos?

Lo que hicieron los magos: preguntar. Pide ayuda y déjate guiar. No te

rindas. Espera. Mira alrededor. No realice cambios drásticos. Después te pasará como a ellos: la estrella volverá a aparecer, verás su luz y te alegrarás de seguir mirando.

Al comenzar este Año Nuevo de 2022, no se rinda. Pedir ayuda. Ven a Misa. Ven a Confesión. Busque buenos consejos y el consejo de buenos amigos. La oscuridad de la pandemia de coronavirus, la pérdida de un ser querido, la confusión en el mundo de la política, pueden oscurecer su estrella. Pero espera. ¡Jesús ha nacido! ¡Nuestro Salvador está con nosotros! ¡Vengan, adorémosle!

P. Mark Zacker

Administrador parroquial