Padre Chance

Updated: Jul 11



Hola queridos feligreses y personal. Me han pedido que escriba un poco acerca de mi en mi regreso a San Francisco de Asís para presentarme con ustedes. Algunos de ustedes ya saben que nací en Long Beach en St. Mary's Hospital, pero rápidamente me mudé a Castle Rock en los años 70 cuando Castle Rock todavía era una ciudad pequeña (quizás cinco mil personas, ¿pueden creerlo?). Mi padre, Robert, siempre quiso vivir cerca de las Montañas. Le encantaban las actividades al aire libre como el senderismo y el motociclismo a campo traviesa. Su amor por las actividades al aire libre implicó que nosotros, de niños, hiciéramos muchos viajes de campamento, caminatas, paseos en jeep y motociclismo por las montañas durante el verano, y muchos viajes para esquiar en el invierno. Las imágenes, los sabores y los olores de las cascadas, los prados llenos de flores silvestres, las ardillas, las sandías y las carnes asadas, y los paseos en teleféricos aún llenan mis recuerdos de los muchos viajes familiares maravillosos que hicimos en mis años de

juventud hasta la escuela preparatoria (Castle Rock High School).

Me encantan la música, las obras de teatro, la lectura y el arte, por lo que a lo largo de mi educación pinté paisajes de las antiguas ciudades del oeste de Colorado en acuarelas , hice esculturas de leones, osos y otros animales interesantes (gané el primer lugar en la feria del condado de Douglas), serigrafía y diseño de todos los carteles de obras de teatro en nuestra

escuela preparatoria y actué como elenco de apoyo y como protagonista en obras de teatro a lo largo de mis tres años hasta la graduación. También leí muchos libros de ciencia ficción (mis autores favoritos son Asimov, Heinlen, Herbert, Foster y Tolkein). Durante ese tiempo también asistí a la iglesia de San Francisco de Asís y recibí mi primera comunión. Me encantaba la iglesia antigua (ahora el Salón Asisi) como la recuerdo con las lámparas colgantes de vidrio tosco antiguas, las estaciones de la cruz esculpidas a mano y la hermosa vista de Pikes Peak a través de los ventanales en el fondo del salón.Después de la escuela preparatoria, nuestra familia se mudó a la hermosa y soleada ciudad costera de San Diego, donde fui a SDSU y obtuve mi título en Arte y Comunicación. Continué expresando mi amor por el arte y la comunicación pintando paisajes y retratos al óleo (muchos de los cuales están colgados en hogares), haciendo diseño gráfico (por 35 años hoy en día), diseño web (para AOL, Microsoft y Time Warner), y trabajé en producción de televisión y radio (un comercial que ganó un Emmy). En San Diego trabajé para Father Joe's Villages (Las Aldeas del Padre Joe, una gran organización sin fines de lucro de 25 millones de dólares para personas sin hogar) de la cual fui el director de Mercadotecnia y Comunicaciones. Ahí es donde comenzó y continúa mi amor por la salud y los servicios humanos. El padre Joe (un sacerdote católico irlandés del Bronx) fue y sigue siendo uno de mis mejores amigos y mentores. Me mostró el verdadero significado del propósito de Dios, cómo poner énfasis en nuestras relaciones con las personas por encima de todas las cosas y cómo crear comunidades cristianas dinámicas que inspiren.

Después de Las Aldeas del Padre Joe partí para abrir mi propio centro de salud donde trabajé con más de seis mil clientes y pacientes para superar desafíos personales y lograr una mayor fortaleza y empoderamiento personal. Toda esta experiencia junto con mi amor por Cristo y nuestra Madre María me llevó de regreso a Colorado (donde viven mi hermano menor Eric y su familia, mi mamá, mi papá y mi madrastra) como seminarista y eventualmente como sacerdote. Tendrás que invitarme a cenar o a tomar un café para conocer la historia de mi vocación y así yo puedo conocer tu propio camino espiritual. Espero poder conocerte, tus luchas y tus logros, especialmente tu relación con Cristo, durante mi tiempo aquí. Estoy aquí para

caminar contigo, para llorar cuando hay pérdida, para reír cuando experimentamos alegría y para encontrar

a Cristo en todo esto.

Padre Chance Billmeyer