Tertuliano



Tertuliano (150-225), clasificado como uno de los padres de la iglesia primitiva, fue un gran apologista cristiano. Nació en la ciudad de Cartago en el norte de África. Sus dos padres eran paganos y su padre era centurión. Tertuliano recibió una educación completa en el conocimiento de los romanos y los griegos, y aparentemente ejerció la abogacía en Roma antes de su regreso a Cartago y su conversión. Sus escritos indican que no se convirtió en cristiano hasta los treinta o cuarenta años.


Una vez que Tertuliano se convirtió al cristianismo, no retuvo nada. Usó su vasto conocimiento en la causa de Cristo. A riesgo de su vida, escribió varias obras a los romanos, defendiendo el cristianismo e intentando persuadir a las autoridades para que detuvieran su insensata persecución.


Tertuliano aparentemente sirvió como anciano o presbítero en Cartago, dedicando completamente su vida al ministerio de Cristo. No solo escribió obras apologéticas a los romanos, sino que también compuso un número considerable de escritos en los que defendió el cristianismo ortodoxo contra varios herejes. Tertuliano también escribió exhortaciones para la propia Iglesia.


Aunque Tertuliano hablaba griego con fluidez, escribió la mayoría de sus obras en latín para beneficiar al creciente número de cristianos occidentales que solo sabían latín. Este esfuerzo le ha valido a menudo el título de "El padre del cristianismo latino". En este esfuerzo, Tertuliano desarrolló terminología latina para expresar ideas de teología cristiana que anteriormente habían sido exclusivas de la lengua griega. Es bien conocido por ser el primero en usar las palabras "sustancia" y "persona" para definir a Dios.

Con afecto fraternal,.


Fr. Homero C.