top of page

Las Vocaciones Al Sacerdocio



FOMENTAR MÁS VOCACIONES AL SACERDOCIO


"Recen para que aumenten las vocaciones al sacerdocio". Jesús dice en Mateo 9,38: "pidan al Dueño de la mies que envíe obreros a su viña". Si queremos más sacerdotes, religiosos, tenemos que pedirlo.



"Enseñar a rezar a los jóvenes".  El Papa Benedicto XVI dijo que "si no enseñamos a nuestros jóvenes a rezar, nunca escucharán la llamada de Dios en una relación profunda con Él y en el discipulado de la Iglesia."


"Inviten a los jóvenes adultos y adolescentes activos a considerar la vocación al sacerdocio".  Un comentario sencillo y sincero llega muy lejos. Una manera fácil de hacerlo es recordarlo tres palabritas (Veo En Ti). "Juan, veo en ti las cualidades que te harían un buen sacerdote, y deseo animarte a rezar por ello".  Es una forma sencilla de fomentar la apertura a la vocación religiosa.  


SI CREES QUE TIENES VOCACIÓN AL SACERDOCIO:


"Practica la fe". Todos necesitamos recordar que lo principal en nuestras vidas es crecer en una relación profunda, íntima y amorosa con Dios. Este es el primer paso si quieres discernir alguna vocación en tu vida.


"Entra en el silencio".  El silencio es clave para la salud y la santidad. Sólo podemos "oír" la voz de Dios si estamos en silencio. Quítate los auriculares de tu iPhone, iPad e iTunes y escucha a Dios, el mayor "Yo soy".  Intenta pasar quince minutos en oración silenciosa cada día, ahí es donde puedes empezar a recibir una dirección clara en tu vida.


"Sé un buen discípulo". Un obispo dice: "No tenemos una crisis de vocación; tenemos una crisis de discipulado". Puedes convertirte en un verdadero seguidor de Jesucristo sirviendo a los que te rodean. Al descubrir tu llamada al discipulado, descubres también tu llamada particular dentro de la Iglesia.


"Pídele a Dios".  Pregúntale a Dios qué desea para tu vida y sabe que sólo desea lo que es bueno para ti. Si, de hecho, estás llamado al sacerdocio, será el camino hacia tu mayor alegría y realización.


"En las inmortales palabras de un famoso fabricante de sneakers: "¡Sólo hazlo!" Si sientes que Dios te está invitando a "probarlo", presenta la petición a nuestro Obispo.  Recuerda, el seminario es un lugar de discernimiento. No serás ordenado durante muchos años, por lo que dispondrás de tiempo suficiente para explorar la posibilidad de una llamada al sacerdocio.  ¡TE NECESITAMOS!


Recent Posts

See All

Cuaresma: Una Oportunidad Maravillosa

Una joven se acercó a una mujer santa para pedirle consejo: "Por favor, dime, ¿cómo se llega a ser santo?" - "Con dos palabras". "¿Y cuáles son esas palabras, por favor?" - "Buenas elecciones". La jov

bottom of page