top of page

Pescador de Hombres


Las lecturas de hoy nos llaman a ser decididos en nuestra fe.

 

Simón, Andrés, Santiago y Juan nos demuestran esta decisión en su respuesta a la llamada de Cristo: "Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres". En ambos casos, los hombres abandonaron inmediatamente lo que tenían delante y siguieron a Cristo.

 

Imagina que Simón y Andrés miraran a su Salvador y dijeran: "Gracias por la oferta, pero terminaremos de pescar y nos reuniremos contigo más tarde". Esa no es la forma en que un discípulo debe responder a la llamada de Cristo. Sin embargo, así es como respondemos a menudo a la oferta que nos hace Jesús:  ‘Síganme". Podemos caer fácilmente en pensar que tenemos tiempo de sobra para vivir un discipulado activo. Pero como fieles administradores de nuestro tiempo, debemos cambiar nuestro modo de actuar y seguir a Cristo de inmediato con más intención, porque Cristo nos llama a actuar ahora.

 

Estos hombres se convirtieron en miembros de los 12 apóstoles de Jesús. Entregaron sus vidas enteras para seguir a Cristo. Nosotros también estamos llamados a entregar nuestras vidas al Señor para que Él pueda obrar a través de nosotros. Podríamos pensar: "Dios no me llama". Pero, de hecho, lo hace. Igual que llamó a cuatro pescadores corrientes, nos llama a cada uno de nosotros. Renovar y reevaluar lo que Dios puede estar pidiéndonos a lo largo de nuestras vidas es un componente clave de nuestro viaje de corresponsabilidad.  Como escribí la semana pasada, ¡estoy buscando a más hombres de nuestra parroquia para que se conviertan en sacerdotes y sirvan en nuestra Diócesis!  ¿Quieres unirte a mí?

 

A medida que nos instalamos en este nuevo año, reflexionemos sobre las formas en que podemos renovar nuestro compromiso con Dios. Preguntémonos: ¿para qué echamos las redes? ¿Estamos dispuestos a dejarlas atrás por algo mucho más grande? Y si no es ahora, ¿cuándo?


Padre Mark Zacker

Párroco 



"Senor, me has mirador a los ojos, sonriendo,

has dicho mi nombre,

en la arena he dehado mi barca

junto a ti, buscare otro mar."


Recent Posts

See All

Cuaresma: Una Oportunidad Maravillosa

Una joven se acercó a una mujer santa para pedirle consejo: "Por favor, dime, ¿cómo se llega a ser santo?" - "Con dos palabras". "¿Y cuáles son esas palabras, por favor?" - "Buenas elecciones". La jov

bottom of page