Caida De C0nfianza

Updated: Feb 11



¿Alguna vez has hecho una "caída de confianza"? Es un concepto bastante loco. Con los ojos cerrados y los brazos cruzados sobre el pecho, caes hacia atrás. Por supuesto, hay un elemento muy importante que aún no se ha mencionado: alguien está parado detrás de ti, listo para atraparte.

La “caída de la confianza” ilustra una verdad tan importante: solo estamos dispuestos a correr un riesgo, a “caer”, cuando alguien en quien confiamos está con nosotros.

En nuestro Evangelio de hoy, Pedro se compromete con su propia “caída de la confianza”, echando sus redes después de toda una noche de pesca infructuosa, todo porque confía en el Señor y el Señor le indica que lo haga. Como parroquia, estamos experimentando una “caída de confianza” en este momento, mientras nos esforzamos por responder a nuestra Campaña del Ministerio Diocesano. Puede parecer un gran riesgo pedir ser vulnerable y pedir a los miembros de nuestra comunidad que ayuden a satisfacer las necesidades de la iglesia diocesana, pero lo hacemos porque confiamos, tanto en el Señor, como en todas las personas que forman esta comunidad parroquial. incluyéndote.

Tal vez contribuir a la Campaña del Ministerio Diocesano se sienta como un riesgo para usted. ¡Lo cual está bien! Sin embargo, la clave es nunca olvidar que no estamos haciendo esto solos. Estamos participando en la Campaña del Ministerio Diocesano como parte de una comunidad diocesana en la que confiamos, y con el amor y el apoyo de un Señor que nunca nos abandona. Cuando cambiamos nuestra perspectiva de “miedo” a “confianza”, ¿cómo cambia nuestra voluntad de dar? Tómese un tiempo hoy para cimentarse en la confianza del Señor y vea cómo responde su corazón.


P Mark Zacker

Administrador parroquial