El viaje del Padre Mark a Roma

Soy Misionero de Misericordia desde 2016, El Año Jubilar de la Misericordia. Hay cerca de 1000 sacerdotes en todo el mundo sirviendo en este apostolado. Aquí en nuestra Diócesis de Colorado Springs, el Padre Andre Szczesnowicz, Padre Frank Quezada y yo servimos en este ministerio.

En su carta apostólica “Misericordia et Mísera”, el Papa Francisco extendió nuestras facultades más allá del Año Jubilar de la Misericordia 2016 como “signo concreto de que la gracia del Jubileo permanece viva y eficaz en todo el mundo” (MM 9).

En su más reciente Constitución Apostólica “Praedicate evangelium” que busca reformar la organización del Vaticano, el Papa Francisco hace una mención especial a los Misioneros de Misericordia: “La evangelización se realiza en particular a través del anuncio de la misericordia divina, a través de múltiples formas y expresiones. A este fin contribuye de manera particular la acción específica de los Misioneros de Misericordia, para quienes la Sección (de Evangelización) promueve y apoya la formación y ofrece criterios para la acción pastoral” (PE 59 § 2).

Los Misioneros de Misericordia han sido comisionadas por el Santo Padre para “escuchar confesiones y predicar en nombre y promover el Sacramento de la Reconciliación”. Además, tienen la autoridad, concedida por el Santo Padre, de perdonar estos pecados reservados a la Santa Sede:

• Profanar las especies eucarísticas quitándolas o reteniéndolas para sacrílegas objetivo;

• Uso de la fuerza física contra el Romano Pontífice;

• Absolución de un cómplice en un pecado contra el Sexto Mandamiento;

• Una violación directa contra el sello sacramental por parte de un confesor.

• La grabación mediante un dispositivo técnico de lo que dice el sacerdote o el penitente en una Confesión Sacramental (ya sea real o simulada), o la divulgación de dicha grabación a través de los medios de comunicación social.

El Papa Francisco escribió: “Serán misioneros de la misericordia porque serán facilitadores de un encuentro verdaderamente humano, fuente de liberación, rico en responsabilidad para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del bautismo. Serán guiados en su misión por las palabras del apóstol: “Porque Dios envió a todos a la desobediencia, para tener misericordia de todos” (Romanos 11: 32).”

Me he centrado especialmente en dar la bienvenida a cualquiera que haya dejado la iglesia. Me he encontrado con tantas personas que estaban heridas, confundidas o abandonadas debido a la crisis de abuso en la iglesia, respuestas pastorales deficientes y otras razones, todo muy doloroso. ¡Tantos están regresando al Señor y a Su Iglesia! ¡Gracias a Dios! Si usted, o alguien que conoce, quisiera hablar sobre algo como esto, dímelo. ¡La misericordia de Dios es para siempre!

Gracias a todos los que fueron tan amables de apoyar mis viajes a Roma y Asís. Aerolínea Delta proporcionó pasajes aéreos de ida y vuelta de cortesía. ¡Me quedé en el Domus Paulus VI de Roma por solo 70 euros la noche! Mi único gasto fue el transporte desde y hacia el aeropuerto y las comidas. Durante mi tiempo, tuve la oportunidad de compartir historias de misericordia de las que he sido parte durante los últimos años. Otros Misioneros hablaron sobre sus desafíos y triunfos durante la pandemia. Misioneros de la Ucrania compartieron sus dolorosas historias de servicio durante la guerra.Nos inspiramos en las charlas del Papa Francisco, el Cardenal Raniero Cantalamessa, el arzobispo Reno Fisichella y otros. Consulte nuestro sitio web nacional para obtener más información: www.missionariesormercyusa.org

La próxima semana compartiré con ustedes mi viaje a Asís donde llevé sus oraciones a la tumba de nuestro patrón, San Francisco.

Padre Mark Zacker

Administrador Parroquial




El padre Andrzej (párrco de Pax Christi) y yo, preparándonos para la Santa Misa el Domingo de la Divina Misericordia.

El Papa Francisco diciendo su homilia.

Misioneros de la Misericordia de Ucrania compartiendo sus experiencias de ministerio durante la guerra.

El cardenal Cantalamesa inspirándonos con su plática acerca de la Divina Misericordia.