¡Feliz Pascua!



¡Feliz Pascua a todos! ¡Jesús ha resucitado! ¡Ha resucitado verdaderamente! ¡Aleluya!

¡Bienvenido de nuevo a su iglesia parroquial dedicada a San Francisco de Asís!

El Jesús Resucitado de Pascua aparece siempre consolando a sus amigos y discípulos. Estaban asustados, confusos, y afligidos — como muchos de nosotros. ¡Pero Jesús

Resucitado está aquí para compartir el GOZO! El gozo pascual escapa a una descripción sencilla. Por experiencia, sabemos que el gozo es más que la mera alegría, que viene y se va y a veces puede ser inducida. El gozo es algo más hondo que una simple emoción. Señal segura de la presencia de Dios, el gozo es un don de Dios, gratuito y a menudo inesperado.

Un verano como seminarista, estaba trabajando en un hospital junto con seminaristas de otras denominaciones (Episcopal, Metodista, Luterana, Morava). Uno de los seminaristas me sorprendió al decirme que yo era el cristiano más gozoso que había conocido. Dio un ejemplo de la colección de escritos de C.S. Lewis llamada “El Cristiano Gozoso”. ¡Rezo para compartir siempre ese gozo!

Estoy tan gozoso de ver a tantos regresar aquí a Jesús después de

estar lejos. Sea cual sea el motivo, ¡Bienvenido de Nuevo! Es bueno que estés aquí. ¡He oído que muchas personas que se han alejado de la iglesia están regresando! Pero hay muchos más, seguro que lo sabes. Por favor, invítelos — ¡con GOZO!

Soy un Misionero de la Misericordia designado por el Papa Francisco, y estoy ansioso por ayudar a regresar a cualquiera que haya estado fuera! Si Dios quiere, el próximo fin de semana estaré en Roma asistiendo a un encuentro de todas los Misioneros de la Misericordia. Por favor reza por mi. ¡Rezaré por ti!

¡Feliz Pascua!

.P Mark Zacker

Administrador parroquial