San Basilio el Grande



San Basilio el Grande (329-379), obispo de Cesarea en la provincia romana de Capadocia, fue influyente en el desarro-llo del monaquismo en la Iglesia Ortodoxa Oriental y jugó un papel en la controversia arriana.


Basilio, uno de diez hijos, procedía de una rica y noble fami-lia cristiana de Capadocia (ahora en Turquía); su hermano menor Gregorio, más tarde conocido como Gregorio de Nisa, también se convirtió en obispo y en un distinguido teólogo. Cuando tenía 22 años, después de estudiar en su natal Cesarea y en Constantinopla, Basilio fue a Atenas durante 5 años para continuar su educación liberal. Allí conoció a Gregorio Nacianceno, un compañero de estudios, con quien entabló una amistad de por vida. Basilio, su hermano Gregorio y Gregorio Nacianceno son conocidos como los "Padres Capadocios."


Después de enseñar retórica durante un tiempo en Cesarea, Basilio decidió abandonar los placeres de la vida secular y dedicarse completamente a per-seguir el ideal de la perfección cristiana a través de la vida monástica. Sin embargo, debido a su liderazgo y aprendizaje, Basilio se apartó de los asun-tos monásticos y se dirigió a la vida y los conflictos más amplios de la Igle-sia. Entre 359 y 370 dos obispos sucesivos de Cesarea lo convocaron a su servicio, el segundo de ellos lo ordenó sacerdote. En 370 fue nombrado obispo de Cesarea, y hasta su muerte en 379 fue una de las figuras más im-portantes de la Iglesia de Oriente.


El problema más urgente que enfrentó Basilio fue la controversia arriana aún sin resolver, que había preocupado gravemente a la Iglesia Oriental durante los 50 años anteriores. Basilio estaba seguro de que el arrianismo era una herejía peligrosa. Como líder de la Iglesia, Basilio mostró un valor notable al desafiar al emperador oriental Valente, quien tenía la intención de imponer una declaración de credo tolerante con el arrianismo en la Igle-sia y desterrar a los obispos anti-arrianos.


Con afecto fraternal


Fr. Homero C