Termina La Carrera Con Honores



Si alguna vez has corrido una carrera, sabes que la recta final no es el momento de quitar el pie del acelerador. Es el momento de dar todo lo que tienes, de superar la fatiga y el dolor para asegurarte de terminar lo que te propusiste lograr. La entrada de Cristo en Jerusalén el Domingo de Ramos marca el comienzo de su "recorrido final": su pasión, muerte y resurrección, la finalización de su misión de redención. Jesús sabe lo que sus enemigos planean para él, pero no se esconde de ellos. Entra en Jerusalén para la alabanza del público. Se compromete a completar la tarea que tiene por delante.

Al comenzar la Semana Santa, entramos en la recta final de nuestra temporada de Cuaresma y nuestra preparación para la Pascua. No importa cómo le haya ido con sus disciplinas de Cuaresma hasta este punto, ahora es el momento de pisar el acelerador a fondo. Ahora es el momento de volver a dedicarse a la oración, la penitencia y la limosna. Ahora es el momento de asegurarnos de terminar bien el viaje que emprendimos juntos hace casi 40 días.

En lugar de mirar hacia atrás, miremos hacia la próxima semana, nuestra recta final de Cuaresma. Si todavía está buscando una oportunidad para la limosna de Cuaresma, que es una excelente manera de crecer en el desapego, considere apoyar nuestra Campaña Ministerial Diocesana. Pasa algún tiempo con el Señor hoy, pregúntale cómo te está invitando a terminar la Cuaresma con fuerza.

.P Mark Zacker

Administrador parroquial